English spoken

¡Mis terceros molares… out!

7 Puntos que debes seguir después de la extracción de una muela del juicio

El día de hoy hablaré de uno de los procedimientos básicos de un cirujano maxilofacial, la extracción quirúrgica de los terceros molares, también llamadas muelas del juicio o cordales retenidos.

Las muelas del juicio siempre deben ser tratadas de manera diferente a la extracción de cualquier otra pieza dental por presentar características muy particulares.

Son el último molar en la cavidad oral, esto hace más complicado su acceso, pues no es posible observarlos directamente por la posición del segundo molar.

Están relacionadas con procesos irritativos previos (pericoronitis) presentando mayor fibrosis en la región.

Esta relación con estructuras anatómicas de importancia como el paquete neurovascular dentario inferior (dentro del hueso, no visible), el nervio lingual, orofaringe o los senos maxilares.

Existen factores que hacen que hace que nuestros pacientes tengan un posoperatorio agradable; sin embargo, por tratarse de un procedimiento quirúrgico altamente complejo, en la mayoría de los casos se presentará cierto grado de inflamación.

Es por esto que los 7 pasos para que tu cirugía de muela del juicio sea más llevadera, son los siguientes:

  1. Guardar reposo: La inflamación es líquido filtrado de la sangre que se acumula en los tejidos afectados, la actividad física incrementa el flujo sanguíneo a distintas partes del cuerpo, es por esto que si no guardas reposo después de una extracción de un tercer molar presentarás más irrigación sanguínea y, por lo tanto, mayor inflamación.
  2. Evita escupir: al escupir se realiza una presión negativa en la cavidad oral, lo cual provocara que el coágulo que se forma en tu herida se desaloje y presentes sangrado, equimosis o hematoma (acumulo de sangre en los tejidos periféricos).
  3. Evitar succión con popote (pajillas): Como comentamos anteriormente, esto puede provocar una presión negativa en la cavidad que desaloja el coágulo.
  4. Come una dieta blanda: El alimento blando evitará crear una hiperfunción muscular para masticar, lo cual disminuirá el disconfort, agregado a esto, es más fácil eliminar los residuos de alimentos blandos con un ligero lavado, en comparación con un alimento duro que se puede meter a presión en la herida.
  5. Aplicación de crioterapia (hielo): Las bajas temperaturas provocan un menor flujo sanguíneo en la región, por lo tanto, disminuyen el calibre vascular por contracción del mismo, disminuyendo el exudado inflamatorio en la parte afectada.
  6. Utilizar enjuagues orales antisépticos: el uso de enjuagues orales ayuda a disminuir el grado de bacterias en la cavidad oral, disminuyendo en consecuencia el riesgo de una infección postoperatoria.
  7. Tratar de disminuir el uso de anticonceptivos orales: La utilización de estos hace que se presente un mayor riesgo de alveolitis (en inglés llamado Dry-Socket) lo cual hace una lisis (desintegración) de coágulo antes de tiempo, dejando las terminaciones nerviosas del hueso expuestas, haciendo un dolor sordo que dura de 3 a 10 días.

Existen otras indicaciones que se deben seguir dependiendo del caso específico de cada paciente; sin embargo, estos son algunos de los puntos más relevantes que debes de tratar de seguir después de una extracción de terceros molares.

Por favor, si tienes comentarios, o sugerencia, o bien quiere que escribamos sobre otros temas, no dudes en escribirnos, y recuerda

Lee, infórmate y comparte.

Deja un comentario